Asilo

El asilo político es un programa de las Naciones Unidas aplicado por muchos países del mundo, que busca proteger a personas que sean víctimas de persecución en sus países de origen. El asilo político es otorgado a extranjeros que tengan un temor razonable de peligro por razones de tipo fundamental.

En los Estados Unidos miles de personas provenientes de diferentes nacionalidades solicitan asilo político y básicamente las solicitudes son aprobadas si cumplen con las siguientes condiciones:

Miedo: El solicitante debe tener miedo de volver a su país por creer que su vida, integridad o libertad se encuentran amenazadas.

Persecuciones: El miedo debe estar basado en hechos objetivos y particulares que le hayan sucedido al solicitante y que produzcan este sentimiento. Un buen ejemplo de estos hechos, son atentados, amenazas, posibilidad de perder la libertad por un secuestro o cárcel, etc.

Motivación: El solicitante debe demostrar que su persecución se debe a su:

  • Raza.

  • Religión.

  • Nacionalidad.

  • Opiniones políticas.

  • Pertenencia o membresía en algún grupo social específico

El asilo debe ser solicitado por la persona que ha sido víctima de esta persecución y serán acogidos por este beneficio su cónyuge e hijos solteros menores de 21 años.

Esta solicitud debe ser presentada dentro del primer año de haber llegado a los Estados Unidos por la persona que haya sido victima por cualquiera de las condiciones anteriormente expuestas.

Existen algunas excepciones a este último requisito, el asilo podría otorgarse a los solicitantes que puedan demostrar nuevas circunstancias que afecten materialmente el derecho de obtener asilo o circunstancias extraordinarias por las cuales no hayan hecho la solicitud de asilo dentro del año.

Para mayor información acerca del proceso y de los requisitos se recomienda discutirlo directamente con un abogado de inmigración.

Copyright © Lizette M Sierra  |  All Rights Reserved